Federico Carbia

Federico Carbia
Caminos Metafísicos

Federico Carbia

Del 24 de octubre al 22 de nomviembre 2013

 

La pintura forma parte de mi quehacer cotidiano. Desde hace un tiempo vivo para ella. Mientras más me propongo a entenderla más me cuesta. Como parte del proceso creativo, armo el bastidor, lo entelo y preparo la tela. Previo a esto se genera una expectativa, y una necesidad de comenzar un nuevo proyecto, los caminos, las rutas, las calles, se abren paso con la línea, fugando al centro del espacio.

En mi vivencia, lo sagrado del momento creativo pasa por generar un estado para crear, expresarme, dejándome llevar por la intuición. Buscando estar conectado con la esencia de las cosas y su sentido natural.El espacio por donde me interesa transitar, es aquel que contenga una amplitud de posibilidades. Donde se contrapongan vibraciones producto de infinidad de sensaciones. Energía, que motoriza el movimiento. La profundidad, que llega hasta lo impensado, y que se funde en lo infinito. 

 

Espacios y ventanas, muros y barreras.

 

El tiempo de dedicación es intenso. Me interesa el espacio. Situarme en él, transitar sus horizontes. Poder trasladarme a través de sus segmentos, que van componiendo la estructura del campo espacial. Los ritmos, que son marcados por los tonos que se delimitan por cortes que van gradualmente aclarándose hacia el fondo.

 

El camino, conector de puntos distantes… 

 

Las rutas, que se extienden, se van ubicando de manera que construyan un sin fin de posibilidades. Las ventanas aportan puntos de vista, de contemplación, de momentos, horizontes que están más allá.

 

Los muros y entre muros, representan obstáculos que debemos intentar atravesar. Las barreras sugieren pruebas o límites, como una realidad inevitable de nuestro cuerpo físico. Escondiendo un sin fin de sucesos que nos son imposibles de descifrar.

 

La escalera, objeto de utilidad cotidiana, permite conectarse con mundos para poder ascender y descender. 

 

Tandil, 6 de Agosto de 2013