Mirta Kupferminc
"Bordeando el silencio"

 

Mirta Kupferminc

“Bordeando el silencio”
Callao 1868
Del 1 al 25/11
 
En primera persona                 
 
Esta muestra está construida con imágenes sostenidas sobre pilares de palabras y silencios. Hablar y hacer hablar, callar y hacer callar; son todos actos de poder y resistencia.*1
La alusión al mito de la torre de Babel, nos trae la existencia del Otro, con el cual es difícil entenderse. En el Babel bíblico fueron creados los diferentes idiomas y la humanidad toda perdió el ideal de comprensión mutua. La travesía que propone  esta muestra invita a la aventura de percibir, de interpretar, y abandonarse al goce de la materia y del color, a las texturas hechas palabra.
El laberinto de voces y de silencios de la instalación TRADUTORE-TRADITTORE nos acerca a través del leguaje  de lo táctil y lo visual; a los bordes, a los intersticios; descubriendo a cada paso el abismo o la celebración de la vida y del arte. 
Esta exposición de Mirta Kupferminc no pretende olvidar el dolor, sino darle un nombre y convocar a todo aquel que se atreva, a mirar; a ver, a dejar de sostener el aliento por algo que se debió decir y no se dijo; porque no se puede huir de lo que no desaparece.
*1 Pilar Calveiro, Familia y Poder, Araucaria 2005
 

En primera persona

Aprender a hablar era la clave! Hablar permitiría comunicarse, sentirse más integrados y cerca, no tan diferentes. Sentirse “en casa”. Pero para eso había que hablar el mismo idioma.... ¿Pero acaso es eso garantía para entenderse? En la casa donde nací se hablaba otras lenguas. También se hablaba de otras casas… lejanas, perdidas; de otros lugares en los que nunca había estado, pero aún asi, me parecía recordarlos. Se nombraba a personas queridas pero ausentes: abuelos, tíos, vecinos y amigos. Ninguno tenía rostro. Historias y lugares que para mi eran solo nombres sin imagen. En mi casa no había fotos. El exilio de mis padres dejó también parte de mi propia vida en otro lugar, y me obligó a inventar formas para lo que permanecía presente pero invisible.

Esta muestra está construida con imágenes sostenidas sobre pilares de palabras y silencios. Hablar y hacer hablar, callar y hacer callar; son todos actos de poder y resistencia.*1

La alusión al mito de la torre de Babel, nos trae la existencia del Otro, con el cual es difícil entenderse. En el Babel bíblico fueron creados los diferentes idiomas y la humanidad toda perdió el ideal de comprensión mutua.

Imaginemos al inmigrante de entonces, y al de hoy; querer ser entendido y no entender, querer hablar en su idioma en un lugar donde se habla otro.

La instalación “Tradutore- Tradittore” está realizada con caucho calado a mano. El visitante, desde su interior podrá ver el exterior envuelto en una maraña de caracteres de alfabetos de 70 idiomas diferentes, y escuchará mientras se adentra en la instalación, un saludo de bienvenida en esos idiomas, que a fuerza de sumarse uno con otro y uno sobre otro ,se convierten en una textura sonora incomprensible provocando confusión.*2

La travesía que propone esta muestra invita a la aventura de percibir, de interpretar, y abandonarse al goce de la materia y del color, a las texturas hechas palabra.

En el laberinto de voces y de silencios, que nos envuelven, nos acercan a través de otro lenguaje; el de lo táctil y lo visual, a los bordes, a los intersticios ; descubriendo a cada paso el abismo o la celebración de la vida y del arte.

Los espacios se confunden y aparece el cuadro dentro del cuadro en “El Castillo Esterhazy…”o el calado matérico inserto en la fotografía o en el grabado, como en “Escribiendome” o en “Palabras Silenciadas”.

Como una antigua cerámica japonesa, que fue restaurada a través de la técnica del Kintsugi*3, las imágenes embellecidas con oro, con trazos o colores, tratan de atrapar lo invisible de otros

oros, de noblezas de otros tiempos y lugares; de una historia recientemente descubierta. En “No todo lo que brilla es Oro” o en “Recuerdo del Olvido” y en “Arqueología del Trayecto” no se pretende olvidar el dolor, sino darle un nombre y convocar a todo aquel que se atreva, a mirar; a ver, a dejar de sostener el aliento por algo que se debió decir y no se dijo; porque no se puede huír de lo que no desaparece.

“El Silencio de la víctima es diferente al del asesino o al de observador” *4

Mirta Kupferminc

 

 

*1 Pilar Calveiro, Familia y Poder, Araucaria 2005 *2 el relato bíblico hace derivar Babel del vocablo hebreo "(verbo lebalbel) que significa confundir, Etimológicamente no es correcto, pero el sonido se parece, dando pie a interpretar el significado del nombre Babel con "el lugar donde las lenguas se confunden" *3 Kintsugi- es una técnica de origen japonés para arreglar fracturas de la cerámica . Forma parte de una filosofía que plantea que las roturas y reparaciones forman parte de la historia de un objeto y deben mostrarse en lugar de ocultarse, y además hacerlo para embellecer el objeto, poniendo de manifiesto su transformación e historia.

*4 Ellie Wiessel-